Join the Håndlavet newsletter. Be the very first to know about our limited arrivals, receive special offers and more.
a

citas-cristianas costi

«Swingers», trueque sobre parejas y no ha transpirado sexo sin apuro

Doce de la noche en un barrio señorial sobre Madrid. Ana aparece por la puerta sobre un local que se camufla dentro de la normalidad de la avenida. La acompaña su marido, Roberto: que le da las llaves al aparcacoches y no ha transpirado entra con la novia. Al atravesar la cortina roja se abre un ambiente nuevo, confidencia y diferente al de el exterior.

Ana desplazándolo hacia el pelo Roberto acuden cada fin sobre semana a este local. Viernes y sábados, carente falta, asisten a su cita con el esparcimiento, el afán desplazándolo hacia el pelo la espectáculo. Son swingers, comparten su sexualidad con otras parejas, no obstante únicamente sobre la cortina para dentro. Llevan 22 años casados y desde permite once llevan a cabo esta clase sobre experiencias con 2 reglas: separado existe canje si las dos quieren y deberí­an continuar continuamente en trato. Si en algún segundo alguno no se halla agradable: se detiene el proceso. Uno nunca puede soportar por el disfrute del otro. «Es vital que la pareja entre por la puerta con un consenso de mínimos: sabiendo lo que están dispuestos a hacer y lo que no», señala Roberto.

Su trato se basa en el respeto, un semblante «esencial» en esta clase sobre parejas. Aseguran que su matrimonio se ha conocido fortalecido desde que se convirtieron en swingers. «Teníamos intriga por cómo sería el atmosfera, nos atraía la idea y no ha transpirado decidimos probar»: cuenta Ana: que ha conocido cumplidos ciertos de las sueños más ocultos. «A veces te obsesionas con la humano: sin embargo si te la encuentras acá, realizas el anhelo y la fantasía desaparece»: indica.

A ellos les interesa más la parte social de el clima. «Nos gusta el sexo: No obstante nunca somos animales»: dice Ana. Les excita el esparcimiento: el tonteo, el ligue que pueden hallar en cualquier discoteca si estuviesen solteros. Pero nunca es así; están casados y no ha transpirado sobre cortinas de fuera nadie entiende su maneras de vida.